5 razones por las que deberías reemplazar tus viejos electrodomésticos

by phangane

Mucha gente cree que conservar los electrodomésticos viejos es una forma de reciclaje. Pero esto es sólo la mitad de la derecha. Es cierto que no está obstruyendo los vertederos, pero conservar las cosas viejas tampoco es necesariamente la opción más ecológica. Al elegir modelos energéticamente eficientes, puede ayudar tanto a su cuenta bancaria como al medio ambiente cuando reemplace sus viejos electrodomésticos.

Electrodomésticos viejos y nuevos

Los electrodomésticos representan aproximadamente el 17% del consumo de energía de su hogar, con refrigeradores y lavadoras y secadoras de ropa en la parte superior de la lista de consumo. Entonces, si tiene electrodomésticos que tienen más de 10 a 15 años, probablemente estén usando 70 a 90 por ciento más energía que los modelos nuevos, y puede hacer una reducción significativa en los costos de electricidad reemplazándolos.

No necesita derrochar y reemplazar todos los electrodomésticos viejos a la vez. Elija primero a los peores infractores. Y si le preocupa qué hacer con los viejos, muchos minoristas Reciclalos (al igual que algunos coleccionistas, como 1-800-GotJunk), por lo que no debe temer que su viejo modelo permanezca en un vertedero durante miles de años. Solo haz algunas preguntas antes de comprar.

Aquí hay cinco razones por las que debe reemplazar sus electrodomésticos ineficientes.

1. Eficiencia Energética

Cuando vaya a comprar electrodomésticos, piense en dos etiquetas de precios. El primero cubre el precio de compra; considérelo como un pago inicial. La segunda etiqueta de precio es el costo de operar el aparato durante su vida útil. Pagará ese segundo precio cada mes con su factura de servicios públicos durante los próximos 10 a 20 años, según el electrodoméstico.

LEER  Una guía útil para principiantes • MPC

Cuando compre un electrodoméstico nuevo, busque el Estrella de energía etiqueta. Los productos Energy Star superan con creces los estándares federales mínimos de eficiencia energética y pueden ahorrarle cientos de dólares en costos de electricidad cada año.

Este guía de compra de electrodomésticos enumera algunos de los principales electrodomésticos que llevan la etiqueta Energy Star y brinda información útil sobre qué buscar al comprar un electrodoméstico eficiente.

Para ayudarlo a seleccionar productos, el gobierno federal requiere que la mayoría de los electrodomésticos muestren un color amarillo brillante y negro. Guía de energía etiqueta. Aunque estas etiquetas no le dirán qué electrodoméstico es el más eficiente, le indicarán el consumo anual de energía y el costo operativo de cada electrodoméstico para que pueda compararlos usted mismo.

Y la buena noticia es que el ahorro de energía es tan importante, que los gobiernos federal y estatal han creado créditos fiscales de hasta $1,500 así como un buscador de reembolsos por la compra de electrodomésticos Energy Star.

2. Electrodomésticos de tamaño incorrecto

Si compró su casa con electrodomésticos ya instalados, es posible que no sean del tamaño adecuado para su familia o su espacio. Por ejemplo, si su refrigerador grande casi siempre está medio vacío, está pagando por refrigerar un espacio que ni siquiera está utilizando.

O si tenía un acondicionador de aire instalado en una ventana cuando se mudó, la unidad podría ser demasiado grande o demasiado pequeña para enfriar adecuadamente los pies cuadrados de la habitación. Reemplace los electrodomésticos del tamaño incorrecto con modelos que se adapten a su hogar y estilo de vida.

LEER  Cómo hacer tus propios granos de café cubiertos de chocolate amargo

3. Bajo rendimiento

A veces, el rendimiento de un electrodoméstico empeorará lentamente con el paso de los años. La máquina simplemente no limpia tan bien ni mantiene las cosas tan frías como cuando era nueva. Esta es una señal de que, si bien técnicamente el dispositivo puede estar funcionando, probablemente sea mejor comenzar a buscar reemplazos.

4. Fin de la vida útil

Todos los electrodomésticos tienen una vida útil estimada. Si su máquina se está acercando a su máximo esperanza de vida, es probable que sea hora de reemplazarlo. Las secadoras, los refrigeradores y las cocinas eléctricas deberían durar unos 13 años. Las lavadoras deberían funcionar bien durante una década, y los lavavajillas y microondas deberían tener una vida útil de aproximadamente nueve años. Esto, por supuesto, depende de cuánto se use el aparato. Es posible que los electrodomésticos de uso diario deban reemplazarse antes.

5. Preocupaciones ambientales

Los electrodomésticos viejos no solo son ineficientes desde el punto de vista energético, a menudo también contribuyen a la contaminación y al desperdicio de recursos. Por ejemplo, si su lavavajillas es viejo, probablemente esté desperdiciando agua al enjuagar los platos en el fregadero antes de cargarlos. Muchos nuevos modelos de lavavajillas. puede lavar un plato sin necesidad de enjuagarlo primero y usar mucha menos agua por carga que si lo lavara todo a mano en el fregadero.

Al elegir modelos energéticamente eficientes, puede ayudar tanto a su cuenta bancaria como al medio ambiente cuando reemplace sus viejos electrodomésticos. Con tantos minoristas que ofrecen excelentes ofertas e incentivos en electrodomésticos durante todo el año, además de Reembolsos de Energy Star¡Es un buen momento para ahorrar mucho dinero y energía!

LEER  4 cosas que debe saber antes de reparar o reemplazar sus ventanas

Ahorre aún más en energía:

También te puede interesar

Leave a Comment

Sobre mí

¿Soy como podría suponer como tú? 🙂 Me encanta todo y cualquier cosa sobre el café. ¿Por qué? Bueno… ¡Es obvio, el café es simplemente increíble!

últimas publicaciones

@2022 – Todos los derechos reservados.