Consejos para hacer un café perfecto como un profesional

Cómo hacer un café perfecto como un profesional

Para muchos entusiastas del café, todos los días son días de café. Es tal nuestro amor por el café que no podemos vivir sin él. La mayoría de nosotros preparamos el café en casa porque, admitámoslo, es cómodo, asequible y, por supuesto, no es ciencia espacial… ¿o sí?

Hacer café es un arte, realmente lo es, y hay muchos aspectos que hay que tener en cuenta. Es muy probable que tú y tus amigos tengáis una cafetería favorita a la que os gusta ir de vez en cuando. ¿Qué hace que su café sea mejor que el que preparas en casa y cómo puedes empezar a preparar café como un profesional? Sigue leyendo si quieres conocer algunos de los errores más comunes que te impiden hacer un buen café.

Algunos errores comunes

La mayoría de las personas creen que saben cómo preparar una taza de café increíble, pero a menudo cometen algunos errores comunes una y otra vez. El hecho de tener la mejor cafetera casera no garantiza una taza de café perfecta si no se entienden realmente los fundamentos.

  • El café pierde su frescura cuando no se almacena en lugares frescos y secos. Algunas personas ponen los granos de café/molinos en el congelador y esto puede hacer que los granos de café/molinos absorban humedad no deseada y pierdan su frescura. Guarde los granos de café adecuadamente en algunos recipientes herméticos para café.
  • Muchas personas se quejan de un café débil o aguado. Es porque no están usando las 1-2 cucharadas sugeridas por 6 oz de agua.
  • No moler el café de la manera correcta puede resultar en un café por debajo de la media. Utilizar el molido correcto evita que esto ocurra.
  • Puede parecer una tontería, pero utilizar agua cruda sin filtrar es un gran error. El agua sin filtrar puede contener impurezas, cloro y malos olores que pueden cambiar el sabor de tu café. Asegúrese de utilizar agua de alta calidad para su café.
  • Si preparas el café a una temperatura incorrecta, puedes esperar un café débil o amargo. Preparar el café a la temperatura adecuada es muy importante, ¡así de simple! La temperatura ideal para preparar el café es entre 195 y 205 grados. Esto equivale a 30-45 segundos de ebullición.

Te puede gustar: Los mejores molinillos de café para el hogar

Consejos para hacer café como un profesional

  1. Obtenga la proporción correcta de preparación del café: Antes de preparar el café, es importante obtener la proporción correcta de preparación del café con respecto al agua. La proporción de café con agua es probablemente uno de los factores más importantes que uno tiene que considerar. La mayoría de la gente se queda con la idea de la cantidad de café con agua que hay que utilizar. Dado que hay muchos métodos de preparación disponibles en el mercado (preparación con máquina de goteo, prensa francesa, métodos de preparación con vertido, preparación sin máquina, etc.), no hay una proporción de preparación perfecta que se considere 100% adecuada para todos. Sin embargo, existe una proporción de preparación del café casi perfecta Para 16ml de agua, 1g de café, o 55-60g de café para 1 litro de agua – una proporción de preparación de 1:16. Si crees que tu café es demasiado fuerte, puedes cambiar la proporción de infusión a 1:17 y asegurarte de que esta proporción no se altera mucho. Utiliza una balanza perfecta que esté pensada para ser precisa en la cocina.
  2. Utilice agua de alta calidad: A la hora de preparar el café, no cometa uno de los errores más comunes: utilizar agua sin filtrar. Tienes que comprender el hecho de que el agua no filtrada puede contener cloro y un mal olor. Por lo tanto, asegúrese de utilizar agua filtrada.
  3. Los granos de café molidos tienen que tener el tamaño adecuado: A continuación, hay que utilizar los granos adecuados para el café. Moler los granos de café es esencial para la extracción de suficientes compuestos de sabor en el menor tiempo posible. Para obtener el tamaño adecuado de los granos de café para moler, hay que tener en cuenta el método de preparación. Esto se debe a que el tiempo de preparación es muy importante: el sabor puede cambiar drásticamente si se prepara demasiado tiempo o demasiado poco. Si tiene una cafetera con molinillo, asegúrese de que está ajustada a la potencia deseada
    • Los granos finos deben seleccionarse para los métodos de preparación rápida, por ejemplo, el espresso. La extracción se realiza entre 20 y 40 segundos.
    • Se recomiendan posos más gruesos para los métodos de elaboración lenta, como la prensa francesa o el colado manual, o cafeteras. El tiempo de preparación puede ser de 2 a 5 minutos.
  4. Dar importancia al ciclo de extracción del café: El proceso de extracción mientras se prepara un café pasa por varias fases de tiempo, principalmente tres si se hace bien. En la primera fase se consigue un sabor ácido y con menos amargor. En la segunda fase, se consigue el aroma. En la tercera, se consigue el mayor amargor. Hay que dejar de colar entre la segunda y la tercera fase. Es imprescindible entender que el café fuerte no tiene por qué ser amargo.
  5. La infusión y la temperatura van de la mano: No se puede insistir en la elaboración de la cerveza a la temperatura adecuada y por eso la temperatura del agua es extremadamente importante. Si se prepara a la temperatura adecuada, se abre el camino para extraer el sabor en un tiempo razonable, sin que el café resulte demasiado amargo Por eso es mejor preparar el café a una temperatura de 92-96 C (197-205 F) Hay cafeteras que preparan el café a la temperatura correcta siempre, pero también hay muchas que no son consistentes. Por lo tanto, la próxima vez que compre una cafetera, intente conseguir la perfecta si se toma en serio la preparación del café.

Conclusión

Si sigues todos los consejos mencionados, se puede decir con total confianza que serás capaz de hacer café como un profesional, pero por supuesto, requerirá algo de práctica. Con todo, estos pasos te ayudarán a construir una base sólida sobre la que prosperarán tus habilidades cafeteras. Sólo tienes que apasionarte por el café y seguir formándote en él.

Sin embargo, si no estás seguro de seguir los pasos anteriores, compra una cafetera de K-Cups, ya que te saltarás la mayoría de los pasos, excepto encender y apagar la cafetera y llenar el depósito con agua.

Mucha suerte y que te diviertas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.