Guía para principiantes del espresso italiano – Cómo prepararlo en casa

Espresso italiano

Los italianos son los responsables de crear la forma en que el resto del mundo hace y disfruta del café. Italia es el hogar del café más puro y auténtico del mundo, por lo que no es de extrañar que el café que se hace y se bebe allí sea realmente diferente al que usted está acostumbrado a tomar cada día. El espresso italiano es aún más exclusivo de Italia

El espresso es la forma más pura de café y un componente importante de la cultura cafetera italiana. El espresso se originó en Italia y desde entonces se ha convertido en una bebida popular en todo el mundo. Pero el café italiano, y en particular el espresso italiano, es diferente del que se prepara en cualquier otro lugar.

La historia del espresso

La historia de amor entre los italianos y el café comenzó hace siglos. Pero no fue hasta 1901, cuando Luigi Bezzera tuvo la idea de preparar una pequeña bebida de café muy concentrada, que el mundo conoció el espresso.

Hoy en día, el espresso se puede encontrar en las cafeterías de todo el mundo e incluso se puede preparar en casa. Sin embargo, el espresso no es igual en todas partes. El color, el sabor, el olor y la cantidad varían no sólo de un país a otro, sino también de una ciudad a otra. Una cosa permanece igual: nadie hace el espresso como los italianos.

¿Qué es el espresso italiano?

Los italianos son apasionados de su cocina y se toman muy en serio su comida y su bebida. Pero disfrutar de un verdadero espresso italiano no es tan sencillo como lo es con otros favoritos italianos. Es fácil hacer pizza italiana en casa con la ayuda de tutoriales, pero el verdadero espresso italiano es difícil de encontrar fuera del país de Italia.

Para los italianos, el espresso es tanto una bebida como un ritual cultural.

El Instituto Nacional del Espresso Italiano (Istituto Nazionale Espresso Italiano) y el Espresso Italiano Certificado

En 1998 se fundó el Instituto Nacional del Espresso Italiano (Istituto Nazionale Espresso Italiano) para proteger y promover el espresso. El instituto se fundó tras tres años de investigación, junto con el Instituto Internacional de Catadores de Café y el Centro de Estudios de Catadores.

Según el INEI, Espresso italiano certificado se sirve utilizando una mezcla de café calificada, una máquina y un dispensador de molienda, y personal. Para obtener la marca de certificación «Espresso Italiano», el café debe cumplir estas tres condiciones.

Un Espresso Italiano Certificado tiene una espuma de color avellana de textura muy fina. No hay burbujas en la espuma, lo que explica su característica sensación cremosa en la boca. El intenso aroma contiene notas de frutas, flores, chocolate y pan tostado. El sabor es suave y carece de la acidez o el amargor que suelen tener las bebidas de café. Lo ideal es que el espresso italiano se sirva en una taza de porcelana blanca con una capacidad de 50-100 mililitros. Una taza blanca lisa permite apreciar plenamente el aspecto, el olor y el sabor del espresso.

Cómo hacer espresso italiano en casa

Si no puedes disfrutar del espresso italiano en su forma más auténtica, puedes hacer una forma del mismo en casa. Para hacer espresso italiano casero, necesitarás posos de espresso, agua y una olla Moka.

La cafetera consta de tres partes principales: la cámara inferior o caldera, el embudo y la cámara superior. El agua llena la cámara inferior y los posos del café llenan la taza del embudo. El café es arrastrado hacia la cámara superior a medida que el agua hirviendo es forzada a través del embudo que contiene los posos de café.

Una vez que conozcas mejor el funcionamiento de la cafetera Moka, podrás empezar a preparar tu propio café italiano.

Receta de espresso italiano casero

Necesitará:

  • Olla Moka
  • Agua
  • Espresso Molido

Indicaciones:

  1. Desmonta la olla Moka en sus tres partes.
  2. Llena la parte inferior de la Moka con agua.
  3. Llene el filtro con los granos de café espresso – Llene hasta la parte superior del borde pero no lo empaque.
  4. Coloque el filtro lleno sobre el agua en la cámara inferior.
  5. Enrosque firmemente la parte superior de la olla en la parte inferior, luego coloque la olla ensamblada en la estufa a fuego medio a bajo.
  6. Una vez que el café haya percolado, sírvete un espresso.

Cosas a tener en cuenta:

  • La temperatura del agua que utilices es una cuestión de preferencia personal. A los italianos les encanta el agua embotellada y algunos la utilizan para hacer su café. Algunos italianos afirmarán que la temperatura del agua que se utiliza no supone ninguna diferencia, mientras que otros insistirán en que se utilice agua caliente o fría para llenar la cámara.
  • Independientemente del tipo de agua que utilices para tu espresso, deberás evitar llenar la caldera hasta el borde. Para evitar usar demasiada agua, deje de verter cuando llegue a la válvula pequeña de la caldera. De lo contrario, terminará con un espresso aguado.
  • Para obtener los mejores resultados con una olla Moka, busca café de molienda media. El café finamente molido es más adecuado para las máquinas de espresso que para las cafeteras como la Moka.
  • Para obtener la experiencia más auténtica, querrá tomar su espresso en pequeñas cantidades en una taza de cerámica, vidrio o porcelana

Entender la cultura del café en Italia

El espresso es sólo un componente de la cultura italiana del café. Este fenómeno cultural se basa en la idea de que el día de un italiano se define por rituales que implican el café. Para los que no son italianos, puede parecer extraño tener un día centrado en el café, pero para los italianos es simplemente una forma de vida.

Para los italianos fanáticos del café, el día comienza con un pastel y un café con leche en el desayuno. Las bebidas de café con leche más populares son los capuchinos, los cafés con leche y los latte macchiatos. Tenga en cuenta que los italianos sólo toman café con leche por la mañana, así que no querrá pedir una de estas bebidas después de las 11 de la mañana.

Quizás te interese leer: Las mejores cafeteras para café con leche

El espresso es la bebida preferida de los italianos en cualquier momento, pero sobre todo como refuerzo de energía por la tarde o para después de comer. En Italia, el café se suele tomar con amigos en un bar.

Café italiano frente a café americano

El café italiano es diferente del americano en casi todos los sentidos. El auténtico café italiano se compone de lo que los americanos llaman un chupito de espresso, mientras que en Italia un chupito de espresso se llama «un caffe», que se traduce como «un café» Los italianos beben espresso durante todo el día y es la bebida que más se pide en las cafeterías de Italia.

A los estadounidenses les encanta el café y lo consumen en gran cantidad, pero es un fenómeno cultural menor que en Italia. Hay menos «reglas» sobre cómo y cuándo consumir café. Sin embargo, la cultura y las «reglas» del café italiano son las que lo convierten en uno de los mejores del mundo, y en algo que todo amante del café debe experimentar al menos una vez en su vida

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.