Jarra de vidrio frente a jarra térmica – Ventajas y desventajas

Jarra de vidrio frente a jarra térmica

Una jarra es un componente esencial de casi cualquier sistema de preparación de café porque es el recipiente en el que se prepara la bebida. En muchos casos, las garrafas también sirven para mantener el café caliente durante más tiempo. Hay dos tipos principales de jarras de café: las de vidrio y las térmicas. Estos productos mantienen la temperatura del café de formas distintas.

Siga leyendo para saber cómo elegir entre una jarra de vidrio y una jarra térmica en función de las ventajas e inconvenientes de cada una.

En primer lugar, ¿qué es una jarra?

Una jarra es un recipiente con un pico de labio para servir diferentes tipos de bebidas de café o tal vez algunas otras bebidas también. Al principio, eran simplemente recipientes sin asas, pero con el tiempo se desarrollaron en función de las necesidades. Ahora tienen asa y vienen en diferentes materiales. En este caso se trata del café, por lo que hablaremos de las garrafas para café. Las más utilizadas son las garrafas térmicas y las de vidrio. Cada una tiene sus pros y sus contras y en este artículo te hablaremos en profundidad de ellas para que puedas decidirte por una u otra.

Jarra de vidrio vs Jarra térmica

Beneficios de la jarra de vidrio

A pesar de su limitado aislamiento, las garrafas de vidrio ofrecen muchas ventajas para los bebedores ocasionales de café y los aficionados

  • En primer lugar, estos productos proporcionan una estética innegablemente agradable – El café simplemente se ve bien cuando se prepara y se mantiene en una jarra de vidrio. Además, la composición del vidrio le permite ver la cantidad de café que le queda, para saber cuándo debe preparar más. Esta es una de las razones por las que las garrafas de cristal se utilizan a menudo para los vertidos manuales y las prensas francesas. Estas técnicas de preparación enfatizan el arte de hacer café, y el vidrio asegura que el arte se muestre completamente. Además, el vidrio es un material no reactivo que no interactúa con el café a nivel químico.
  • Las jarras de vidrio también se pueden limpiar fácilmente – Prácticamente, la mayoría de las garrafas de vidrio son aptas para el lavavajillas. Esta es una ventaja relativamente menor, ya que el lavado a mano es rápido y fácil; sin embargo, sigue siendo agradable tener la opción de simplemente colocarla en el lavavajillas.
  • Otra ventaja (más significativa) de las garrafas de vidrio es su coste – Estos productos suelen ser más asequibles que las variedades térmicas porque se necesitan menos materiales para crearlas. En las cafeteras automáticas que tienen tanto la opción de jarra de vidrio como la de jarra térmica, por ejemplo, la de vidrio suele costar unos cuantos dólares menos.
  • Por último, el vidrio tiene un aspecto tradicional con el que todo el mundo está familiarizado – Las garrafas de vidrio se han vuelto omnipresentes con la proliferación de la cafetera de goteo. Esto significa que se verán como en casa tanto en entornos residenciales como corporativos.

En general, las garrafas de vidrio son ideales si usted aprecia el arte visual de la preparación de café y puede beber su bebida poco después de prepararla. También pueden ser una opción más asequible para quienes tienen un presupuesto más ajustado.

Beneficios de la jarra térmica

  • Las garrafas térmicas no utilizan una fuente de calor externa para mantener el café caliente – En su lugar, retienen el calor proporcionando un alto nivel de aislamiento. Suelen estar hechas de acero inoxidable de doble pared o de otro diseño. Una jarra térmica bien diseñada puede mantener el café caliente durante horas simplemente por sus propiedades aislantes. Por supuesto, tendrá que preparar el café correctamente para asegurarse de que se mantiene a la temperatura adecuada. Cuando el café entra en la jarra, debe estar entre 195 y 205 grados Fahrenheit. Una jarra bien aislada puede mantener el café a 140 grados o más, que es la temperatura preferida para beber. Para maximizar la retención del calor, enjuague la jarra con agua hirviendo y llénela con café caliente inmediatamente después de prepararlo. El agua hirviendo calentará la jarra, para que no absorba el calor del propio café.
  • Otra ventaja de las jarras térmicas, además de la retención del calor, es que no distorsionan el sabor del café – Esto se debe a que no se aplica ningún calor externo. Más bien, el calor se mantiene simplemente dentro de la jarra. Por lo tanto, los ácidos refinados del café no se degradan en ácido quínico tan rápidamente. Además, como las garrafas térmicas suelen estar cerradas para evitar que el calor se escape, impiden que el exceso de aire llegue al café. Esto ayuda a reducir la oxidación y a mantener el sabor de la infusión.
  • Disponer de una jarra que mantenga el café caliente durante horas sin alterar su sabor es útil en una gran variedad de entornos. Puede optar por una jarra térmica si:
    • Bebe café a lo largo del día y no quiere preparar ollas adicionales.
    • Utiliza una cafetera automática de goteo que prepare el café antes de que te levantes.
    • Recibe con frecuencia y le gusta preparar el café para el postre o los refrescos con antelación.
    • Necesita mantener el café caliente y utilizar una técnica de preparación de café en casa que no sea una cafetera de goteo.

Desventajas de las jarras de vidrio

  • Las garrafas de vidrio están muy limitadas en su capacidad de mantener el café caliente por sí solas – Esto se debe a que el vidrio no es tan eficaz para atrapar el calor como otros materiales. Cuando se prepara café con una jarra de vidrio que no tiene una fuente de calor externa (como una placa caliente), es mejor disfrutar de la bebida poco después de que se haya preparado para minimizar la pérdida de calor. Es importante tener esto en cuenta cuando se prepara el café con un sistema manual de vidrio para verter o con una prensa francesa. Dado que este tipo de cafeteras incluyen una jarra de cristal sin calentar, deben prepararse inmediatamente antes de servir. Afortunadamente, ambas opciones ofrecen un proceso de preparación simplificado que puede realizarse en un momento dado. A veces, la falta de aislamiento de una jarra de vidrio puede incluso afectar al proceso de preparación. Esto es especialmente común con la prensa francesa, ya que los posos deben estar sumergidos en agua caliente durante 4-5 minutos. Durante ese periodo de tiempo, el agua de la prensa se enfriará de forma natural, lo que podría dar lugar a una infusión menos deseable. Una forma de contrarrestar este posible problema es utilizar agua que se encuentre en el extremo superior del rango de temperatura de elaboración. Con la excepción de la infusión en frío, todo el café debe prepararse con agua a una temperatura de entre 195 y 205 grados Fahrenheit. Al optar por el extremo superior de este rango, el agua puede enfriarse de forma natural pero sigue siendo ideal para preparar el café. Si no tienes una tetera con ajuste de temperatura, hay un sencillo truco para el café que ayuda a garantizar que el agua esté a la temperatura perfecta. Todo lo que tienes que hacer es calentar el agua hasta que empiece a hervir. Luego, dejarla enfriar durante 30 segundos. Esto hará que el agua esté aproximadamente a 205 grados Fahrenheit (a menos que estés a una gran altura donde el punto de ebullición cambia).
  • Por supuesto, la pérdida de calor no es el único inconveniente de usar una jarra de café de vidrio – Además, la amplia apertura del producto puede permitir la entrada de más aire, lo que acelera la oxidación y puede alterar el sabor de la infusión. Esta es otra razón para beber el café preparado con una jarra de vidrio poco después de hacerlo, ya que la oxidación aumenta con el tiempo. Los efectos de la oxidación no suelen notarse hasta un tiempo después de la preparación
  • ¿Otra desventaja? Las jarras de café de cristal pueden romperse o agrietarse si se caen o se golpean contra algo – Aunque el vidrio de borosilicato utilizado para fabricar estos productos puede soportar cambios rápidos de temperatura sin romperse, sigue siendo susceptible de sufrir daños por golpes o caídas. Esta es una preocupación particularmente importante si va a utilizar la jarra en un lugar donde los niños están presentes con frecuencia

Afortunadamente, si su jarra de vidrio se rompe, hay una variedad de jarras de café reemplazables disponibles para su compra. Muchos de estos recambios son universales jarras de café. Esto significa que funcionan con cualquier cafetera de goteo (siempre que tenga el tamaño adecuado).

Desventajas de las jarras de café térmicas

Aunque las jarras térmicas son excelentes para retener el calor, tienen algunos inconvenientes.

  • En concreto, suelen ser más caras que las garrafas de vidrio – Esto se debe a su diseño más complejo y a los materiales con los que se fabrican
  • Muchas garrafas térmicas también deben lavarse a mano – lo que puede ser un pequeño inconveniente para algunos usuarios
  • Más significativamente, la estética de una jarra térmica no es para todos – Mientras que el acero inoxidable y el negro mate son excelentes para la decoración moderna, podrían sentirse fuera de lugar en ciertos ambientes con un diseño más tradicional o relajado.

Evitar la pérdida de calor con garrafas de vidrio calefactadas

La pérdida de calor es una desventaja importante de las jarras de vidrio, pero hay formas sencillas de evitarla. Por ejemplo, muchas cafeteras de goteo están equipadas con una placa eléctrica sobre la que se asienta la jarra. La placa calienta el fondo de la jarra y, a su vez, mantiene caliente el café que contiene.

Aunque estos productos pueden mantener el café caliente indefinidamente, debe disfrutarse a los pocos minutos de su preparación. Esto se debe a que el calor de la placa puede degradar los ácidos refinados del café con el tiempo. Estos ácidos son los responsables de los sabores más matizados de la infusión. Y a medida que se descomponen, el café puede empezar a tener un sabor plano. También puede empezar a formarse ácido quínico, que crea un perfil limpio pero puede ser duro para los estómagos sensibles.

No hay una regla estricta sobre el tiempo que el café puede permanecer en una jarra de vidrio caliente. Sin embargo, como pauta general, es mejor beber la bebida en unos 15 minutos. Los cafés de tueste oscuro, que ya tienen menos ácidos refinados y más ácido quínico por el proceso de tueste, podrían soportar el calor un poco más que los de tueste más claro.

El resultado final

En última instancia, ni una jarra de vidrio ni una jarra térmica son mejores en todas las situaciones. Ambos productos tienen sus ventajas e inconvenientes. La mejor opción para usted depende de sus hábitos y preferencias a la hora de tomar café.

Las garrafas no son unidades caras de deber. Por lo tanto, sugerimos comprar tanto las de vidrio como las térmicas, teniendo en cuenta sus ventajas. Utilice cualquiera de ellas en función de sus necesidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.